ZALAMERO

– ¡Qué guapo eres! – repetía Luis de nuevo mientras Juan le sonreía ligeramente incrédulo.
– Anda ya… eso se lo dices a todos – sermoneaba Juan esperando la réplica que sabía vendría a continuación.
– ¿Qué crees? Que no soy selectivo? 
– Zalamero, eso es lo que eres, un zalamero.

Y así se duplican las  conversaciones cambiando de protagonista: con el chico de enero, con el de abril y también con el de octubre… Juan se lo dirá a Javier, Michael y Pedro… y la misma respuesta será también argumentada de vuelta por estos a Juan.  Y aunque no acabara de creérselo, Juan busca la misma contestación por parte de sus conquistas una y otra vez. El mismo halago repetido, la misma esperanza teñida de desconfianza, el mismo vanidoso comentario y la misma reprobación cariñosa. Juan llega siempre a la misma condenada conclusión: todos son unos zalameros.

– Y lo guapo que eres?  -preguntaba Juan a Adrien.
– Eso se lo dirás a todos – le increpaba Adrien con el gesto en la ceja.
– A mí no me gusta cualquiera! 

Comparte esta publicacion
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

PSICOLOGÍA CONTEXTUAL & GESTIÓN DE FORTALEZAS  

Psicólogo afirmativo especializado en Ansiedad y Regulación Emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SERBERO® PSICOLOGÍA & FORMACIÓN como Responsable del Tratamiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar tu comentario. La base de legitimación es tu consentimiento manifestado en la casilla de aceptación de nuestra política de privacidad. No está prevista la comunicación de los datos, salvo cumplimiento de obligaciones legales. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adiciona y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.